viernes, 13 de junio de 2014

"Soldado desnudo" - Exposición individual de Hugo Salazar Chuquimango

“A quien has pertenecido corazón desnudo, corazón desertor”, interroga el artista Hugo Salazar Chuquimango en la primera frase del poema que escribió para abrir su nueva exposición, “Soldado desnudo” en la galería ‘Anne Kesch’ en Chorrillos. La muestra de arte que recorrerá entre óleos sobre lienzo, óleos sobre trapos industriales, acuarelas y dibujos en técnica mixta, un antes y un después en la producción del artista. Sus primeras obras conviven con las últimas, sin anularse ni subordinarse. La narración sigue siendo la misma: la monstruosidad del subconsciente enfrentado al super yo del hombre. Inconsciencia versus consciencia.


Y en medio de la batalla, los personajes inspirados en los rostros terroríficos que se formaban  por la noche entre los agujeros de un techo de esteras de alguna casa de Ventanilla, las criaturas desconocidas y grotescas resguardadas en el misterio del fondo del mar, el fin de una guerra que nunca termina realmente, y los soldados desarmados, desnudos, refugiados en un camaleón gigante que avanza a tumbos por el aire, orientado por una libélula. Los mismos fantasmas que traspasan paredes y calles amparados por la oscuridad, mientras Hugo Salazar, revólver en mano, vigila la ciudad y el sueño de los vecinos. Las pesadillas de Salazar traspasadas al lienzo o al papel, para encarcelarlas para siempre, para liberarse de su imagen de una vez por todas.

El monstruo de Pachacamac y un San Sebastián herido por una lluvia de saetas. Tambores de revólveres, juegos de azar, y un soldado de máscara de hierro entonando melodías con flautas que apuntan hacia todas las partes de su cuerpo. El amor que se desnuda, pero no se desarma. O que desarmado, sigue siendo un nudo. El nudo convertido beso, y los demonios de siempre acechando el acto. El universo genial y desconcertante de Hugo Salazar, a la vista de todos.

Desnudado, pero sin desarmarse. O viceversa.

La exposición estará abierta al público en la galería ‘Anne Kesch’ de Chorrillos, calle Filiberto Romero 232, penúltima cuadra a la izquierda del malecón Grau. La visita es obligatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada