martes, 15 de abril de 2014

Libro recogerá las mejores imágenes tomadas por el fotoperiodista Daniel Pajuelo

Hoy se presenta La calle es el cielo, libro recoge imágenes de los personajes y espacios de la capital de las décadas de 1980 y 1990, bajo el lente del desaparecido fotoperiodista Daniel Pajuelo.

El hombre de los zapatos bien caminados observaba Lima la gris desde adentro, agazapado entre la multitud, caminando como uno más, siempre con el ojo puesto sobre el visor de una cámara fotográfica.

Vestía una casaca de cuero sin horarios, los zapatos de suelas gastadas perpetuas y los jeans que se le caían por atrás. Se preguntaba, "¿Dónde está el lugar al que todos llaman cielo?".



Oteaba la ciudad desde el mirador de la marginalidad. Desde esas esquinas donde dobla el viento y las paredes tienen el temple de las esteras y los techos, calamina. Donde los gallos deben cacarear para que no los confundan con gallinazos.

Se internaba en la nocturnidad para mirar el mundo fumando un pucho; escuchando rock de apellido subte para comprender mejor la filosofía anarco que reflejaba en sus trabajos; se enamoraba; se tomaba un trago con sus patas.

Esos huecos con parlantes afónicos del jirón Quilca le daban la energía para seguir apuntando con el disparador.

Porque el hombre de los zapatos bien caminados nunca dejaba de cargar su cámara fotográfica. Era como una extensión de su cuerpo. Sus fotos lo dicen: llevaban el polvo y la sed de los andariegos.

Trabajos

Algo peculiar, este hombre de los zapatos bien caminados no solo hacía imágenes, sino que escribía compulsivamente sus ideas, sus tormentos, sus guiones, sus técnicas, su vida propia. Así llenó infinidad de cuadernos de lomo duro que llamaba "Bitácoras".

¿Cuándo uno nace a su profesión? De mocosito el hombre de los zapatos bien caminados acompañaba a un tío al Mercado Mayorista de Frutas se quedaba mirando desde el encuadre creado por las lunas del auto lo que ocurría en los contornos del cerro El Pino, la vida, los personajes, lo cruel y los sarcástico.

Luego, dice su leyenda personal, se empleó en un centro antirrábico –ya cargaba con su cámara–, en 1986 se sumó al Taller Piloto de Fotografía social en El Agustino, a donde se muda para vivir.

Luego vendrán los trabajos fotoperiodísticos, los días sin horarios en un par de diarios, los aportes a una agencia internacional, las exposiciones, los reconocimientos, pero los años se hicieron cortos.

El hombre que no dejaba de caminar tenía fuertes dolores de cabeza que no eran gratuitos, empezó a mirar desenfocado, sabía que algo le pasaba, pero aguantó hasta que tuvo que descalzarse y amputarse la cámara tras 13 años de vivir, entre 1986 y 1999, retratando Lima desde adentro.

Dejó tres hijos. Solo uno de ellos, Renato, sigue sus pasos en el periodismo. El hombre que no dejaba de caminar falleció un día de 2000.

Rescate

Se llamaba Daniel Pajuelo. La Universidad Católica del Perú ha publicado La calle es el cielo, donde reúne 97 de sus imágenes.

Formaron también parte de la exposición hecha en 2012, que recorrió la ciudad desde la Casa O'Higgins, en el Centro de Lima, pasando por la Escuela Nacional de Bellas Artes, en Barrios Altos, hasta la avenida Riva Agüero, en El Agustino. En todas ellas se realizaron intervenciones artísticas inspiradas en las fotografías.

La calle es el cielo se divide en tres: "Zapatos bien caminados", con un extracto de su producción sobre la cotidianeidad de la ciudad; "Máscaras", un conjunto de los retratos que hizo a personajes anónimos; y el tercero, "Escapadas", sobre la bohemia nocturna que le daba vitalidad.

¿Cuál es la importancia de Pajuelo? 

"Es un fotógrafo que tiene una mirada de la ciudad de Lima vital, profunda, bien sintetizada, crítica, mordaz, divertida. Todas esas imágenes hablan para nosotros de la ciudad. Las hizo en las décadas de 1980 y 1990, pero tienen actualidad, absolutamente", dice Susana Pastor, quien junto con Rocío Trigoso y Carolina Arredondo, elaboró el volumen.

Rocío Trigoso considera que la mirada del fotoperiodista nos acerca al espacio donde vivimos.

"Los procesos de construcción de ciudad y ciudadanía están reflejados en la fotografía de Daniel. Y, por otro lado, nos permite ampliar los horizontes sobre la ciudad por la que circulamos".

Propuesta

La mirada del hombre de los zapatos bien caminados no es dramática; está llena de humor negro, sarcasmo y rebeldía, como dicen las autoras. Pajuelo retrataba con ese norte a los personajes y los eventos de esta Lima aún cercana.

Las autoras quisieran que el libro con las imágenes de Pajuelo se debatan en el plan lector. Por lo pronto, la PUCP ya donó 40 libros a la red de colegios Fe y Alegría.

Trigoso dice que la mirada de Daniel Pajuelo sobre la Lima de las décadas de 1980 y 1990 se puede articular con la mirada juvenil sin ambages. Es el legado del hombre de los zapatos bien caminados.

DATOS

La presentación del libro La calle es el cielo. La Lima de Daniel Pajuelo es hoy, a las 19:30 horas, en la Casa O'Higgins (Jirón de la Unión 554, Lima). Ingreso libre.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada