martes, 25 de febrero de 2014

Presentan muestra dedicada a las culturas precolombinas y al mar de Grau

Las piezas de las culturas Chancay, Chimú, Paracas e Inca resumen la larga relación que tenían los antiguos peruanos con el mar: fuente de vida, pero también impredecible dios con el cual aprendieron a convivir. La muestra 'Del mito a la realidad' ayuda a comprender mejor esta relación.

La relación entre las civilizaciones antiguas y el mar ha sido un misterio apasionante. Ya sea como fuente de vida o como enemigo impredecible, siempre han estado presente en la historia de la humanidad y eso incluye al Perú.

La fascinación por esta relación llevó a las arqueólogas Maritza Pérez Ponce y Lyda Casas Salazar a realizar una gran investigación sobre el tema, dicho trabajo hoy lo comparten en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia de Pueblo Libre, en la muestra temporal que lleva como nombre "Del Mito a la Realidad".



Mundo bajo el agua

De acuerdo con las estudiosas, fueron cuatro los aspectos fundamentales que ocupó el mar para las culturas Chancay, Chimú, Paracas e Inca: mítico, tecnológico, de subsistencia y fuente de materia prima.

"En lo mítico, es común encontrar piezas que representan a dioses con características que los relacionaban al mar. Por ejemplo, Ai Apaec era un ser con características de cangrejo y humano que fue muy venerado en aquel entonces", dice Pérez.

Presentan huacos que simulaban y tomaban la forma de las conchas Spondylus. Su representación principal era lo sagrado, ya que en muchos casos servían para las diferentes ceremonias religiosas.

Herramientas y usos

Lo tecnológico está representado en la muestra a través de las herramientas para la pesca: arpones, contrapesos para redes y ceramios que muestran personajes sobre caballitos de totora.

"Los restos de embarcaciones y las representaciones artísticas del hombre trabajando en el mar nos indican la evolución en las herramientas vinculadas a la vida marina", detalla Casas.

Asimismo, la subsistencia y la materia prima se exponen por intermedio de obras de cerámica, tejido, metal o madera que presentan la extensa, y aún en investigación, fauna marina y del litoral. Así como las muestras de talento que transmitían a través de la joyería y la creación de instrumentos de viento hechos con conchas y material similares provenientes del océano.

Vigencia azul

Las dos arqueólogas llegan a igual conclusión cuando se les pregunta sobre el impacto del mar en estas primeras sociedades peruanas: la importancia del mar es parte de nuestra rutina.

"El tema del mar estuvo en boca de todos por el asunto de La Haya (el fallo de la Corte Internacional de Justicia acerca del diferendo marítimo entre Chile y el Perú), pero su importancia reside en su riqueza y sobrepasa los conflictos y fronteras. Todavía hoy encontramos paz simplemente viendo el mar, así como también se puede encontrar aventura", recuerda Pérez.

Casas, por su parte, se refiere a las posibilidades ilimitadas de proseguir con nuevas investigaciones sobre el mar. "Uno puede creer que esta exposición es completa, pero hay mucho por descubrir. Lo que ves aquí no es ni la mínima parte de lo que puede haber afuera, esperando por nuestra curiosidad. Es un trabajo para nosotras, y para las siguientes generaciones".  (Luis M. Santa Cruz)

Datos

Un huaco de la cultura Paracas, que representa a un pez, es el elemento más antiguo que se encuentra en el museo.Tienen una antigüedad entre los 800 años a.C  y los 200 años d.C.

61 piezas son expuestas en la muestra que incluye, además, juegos recreativos para niños que apelan al uso de la memoria.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario