jueves, 20 de febrero de 2014

Hoy se inicia la muestra: "Fútbol. El juego solo acaba cuando termina"

Debido a su estructura narrativa, su lenguaje rico en imágenes y su riqueza alegórica el fútbol -más que cualquier otro deporte- se presta a ser transformado en arte debido a su estructura narrativa, su lenguaje rico en imágenes y su riqueza alegórica.

Con motivo del Mundial de Fútbol de este año, el Goethe-Institut y el Museo de la Universidad Tres de Febrero de Buenos Aires ha convocado a artistas de 10 países para presentar la muestra itinerante FÚTBOL. EL JUEGO SÓLO ACABA CUANDO TERMINA.

Esta exposición de fotografías, video  y arte sonoro se propone dar una visión del fútbol hoy en día y de sus implicaciones sociales y culturales en tiempos de un mundo globalizado y anónimo. Esta colectiva internacional que cuenta con la curaduría de  Alfons Hug y Paz Guevara  reúne los trabajos de artistas de Perú, Argentina, Uruguay, Venezuela, Chile, Alemania, Bolivia, Brasil y Austria.



La inauguración se realizará el jueves 20 de febrero en la Galería Juan Pardo Heeren del ICPNA Lima centro (Jr. Cuzco 443) y estará en exhibición hasta el 30 de marzo.

Los artistas y sus obras

Dias & Riedweg encuentran el futbol en una juvenil “pelada noturna“ en la cancha enrejada de una favela de Río, y el argentino Sebastián Gordín en la liga regional de Galicia (España), donde prueba su suerte como portero.

Muu Blanco de Venezuela indaga en la violencia, tanto en la cancha como las tribunas, transformando escenas brutales que encontró en Internet, en cuadros abstractos llenos de belleza y fuerza seductora, en los cuales el deporte sólo es reconocible en forma fragmentaria.

Lela Ahmadzai fotografía la selección femenina de futbol de Afganistán, la que - protegida por  soldados - entrena en un campo militar. Mientras que allí el futbol sólo se puede jugar bajo peligro de muerte, en el caso de Michael Wesely, quien inmortalizó el público de un bar de Berlín en una foto de larga exposición, el futbol aparece como una idílica e inofensiva diversión.

Lukas Ligeti descartó cualquier componente visual, concentrándose totalmente en el sonido con un imponente fondo sonoro de los estadios de Río, Salvador Bahía, Porto Alegre y Montevideo.

Los músicos de la banda argentino-uruguaya Bajofondo introducen súbitamente en la melodía poética de su pieza “Centrojá” el staccato que supone la transmisión de la final del “Mundialito” (1980/81).

El cineasta Álvaro Olmos de Bolivia captura en su video “Música, Libertad y Nostalgia“  la atmósfera de un partido de futbol amateur, en donde – como dice el artista - “la música se une con el latido del corazón“.

En el caso de Gianfranco Foschino, la pelota termina perdiendo por completo su rol protagónico. Niños semidesnudos en un polvoriento patio trasero muestran su ostensible desdén por el balón. Prefieren cortar leña con una poderosa hacha.

Fernando Gutiérrez con su obra "Basta de realidad, queremos una utopía" busca responder a la pregunta de por qué no somos clasificables para un mundial desde los 70, y peregrina hasta Buenos Aires, donde vive el dios Maradona (el doble peruano), para pedirle que le escriba en una pelota los mandamientos.
 
Lista de artistas

1) Fernando Gutiérrez, Perú
2) Sebastián Gordín, Argentina
3) Banda Bajofondo, Uruguay/Argentina
4) Muu Blanco, Venezuela
5) Gianfranco Foschino, Chile
6) Michael Wesely, Alemania
7) Alvaro Olmos, Bolivia
8) Lela Ahmadzai, Alemania
9) Dias/Riedweg, Brasil
10) Lukas Ligeti, Austria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada