lunes, 4 de noviembre de 2013

Sala de Cine proyecta películas con narración para discapacitados visuales

En la sala de cine del centro cultural Ricardo Palma de Miraflores, la película alemana Cuatro minutos forma parte de lo que parece una función común en un día cualquiera. Pero la realidad es completamente diferente.

Estamos ante la primera función de cine inclusivo realizada hace pocos días, un método que persigue que personas con discapacidades visuales puedan disfrutar del sétimo arte. Esta experiencia se espera repetir todos los meses.



La iniciativa consiste en la proyección de películas con una narración especial, de forma descriptiva en su totalidad, que complementa los diálogos y facilitan el entendimiento de las situaciones para esta parte de la población que también busca escapar de la rutina por hora y media con un entretenimiento de calidad.

Beatriz Prieto, directora de la Biblioteca del centro cultural Ricardo Palma, declara a la Agencia de Noticias Andina que si bien no es la primera iniciativa que organiza a favor de las personas que sufren de esta discapacidad, sí ha sido en la que más expectativas ha puesto, por lo que no puede disimular su emoción al ver que a estas funciones acudieron aproximadamente 70 personas con problemas visuales.

“Comenzamos en abril con audiolibros, lectura asistida. Talleres didácticos sobre el cuerpo humano donde ellos podían tocar y descubrir texturas y formas, aprender ciencia a su manera; además de exposiciones artísticas en las que podían tocar el arte para poder sentirlo. Todo eso nos llevó hasta aquí”, señala Prieto.

En esta ocasión, las películas que pudieron disfrutar los asistentes fueron Un buen corazón, en la que el director islandés Dagur Kári, nos relata la historia de un marginado interpretado por Paul Dano, que busca cambia su suerte; y Cuatro minutos, del alemán Chris Kraus, sobre la vida de una pianista que da clases en una prisión del país germano.

Prieto cuenta que probablemente lo más difícil al momento de organizar este tipo de eventos es encontrar la versión narrada de estas películas, que suelen hacerse solo en España y que son complicadas de encontrar en Lima en el formato original que se necesita para la función.

“Para esta ocasión recibimos la colaboración de amigos míos que tienen este material para su uso personal y que de forma indirecta colaboraron en la idea que hoy estamos desarrollando. Ya trabajamos en las próximas funciones para presentar material de calidad”, puntualiza la organizadora.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada