jueves, 31 de octubre de 2013

Se anunciaron ganadores de Premio Almirante Miguel Grau

En el marco de la cruzada nacional de valores “Somos Grau, seámoslo siempre”, la Marina de Guerra anunció a los ganadores del Premio Nacional Almirante Miguel Grau, que este año recayó en cuatro personas que representan los valores del gran marino.

La premiación tiene como principal objetivo incentivar e inculcar en la población peruana los valores cívicos, morales y patrióticos que caracterizaron al héroe de Angamos: honestidad, lealtad y dignidad.



“Somos Grau, seámoslo siempre” busca forjar un clima de confianza e introspección para favorecer el desarrollo de una sociedad inclusiva, humanista y productiva; aportar al fortalecimiento de la identidad nacional, y motivar la formación de valores. Y, con ello, alcanzar una sociedad más justa e integrada con gente honesta y emprendedora.

El consejo de honor eligió a los ganadores entre las propuestas presentadas por un jurado calificador, que evaluó en una primera etapa los casos.

Conformaron el consejo de honor, el cardenal Juan Luis Cipriani, José Agustín de la Puente Candamo, Graciela Fernández-Baca, Carmen Rosa Graham, Antonio Zapata, Gustavo Mohme, el padre Armando Nieto, José Miguel Morales, Luis Miró Quesada, Ilse Wisotzki, Javier Manzanares; el almirante Carlos Tejada, comandante general de la Marina; y el contralmirante Fernando Grau, bisnieto del héroe.

El jurado calificador estuvo integrado por el vicealmirante Fernando D’Alessio, director de Centrum; Inés Temple, presidenta ejecutiva de Lee Hecht Harrison/DBM Perú; y los periodistas Raúl Vargas, director de Radio Programas del Perú; Carlos Castro Cruzado, subdirector del diario La República; Jaime Bedoya, editor de la revista Caretas, y Mario Cortijo, editor de informaciones del diario El Comercio.

Este año se eligieron a cuatro ganadores que representan los valores de Grau, pues con su dedicación y esfuerzo permiten el desarrollo social y cultural de su comunidad.

El Premio Honestidad se entregó a César Escuza Norero, fundador del grupo de teatro Vichama en Villa El Salvador; y mediante las obras que pone en escena revalora la historia del distrito, promueve una cultura de paz y resalta la importancia por los derechos humanos.

El Premio Dignidad se concedió a Javier Bernaola, fundador de Nueva Generación, un grupo cultural que con el apoyo de sus vecinos logró forjar la biblioteca comunal del barrio. Luego le siguieron iniciativas culturales, como el desarrollo de las áreas de teatro, baile, música, y deportivas.

El Premio Lealtad tuvo un empate entre Patricia Barrios, fundadora del voluntariado Kúrame, ha logrado reunir a más de 30 mil jóvenes que brindan apoyo a los pacientes de diversos hospitales del país, escuchándolos, cuidándolos y apoyándolos durante su recuperación; y el reverendo José Chuquillanqui, quien trabaja para el progreso de Manchay desde hace más de 16 años.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario