miércoles, 25 de septiembre de 2013

Se restaura mural de Ugarte Eléspuru del año 1955

Este martes, en una ceremonia presidida por el decano de arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Luis Armando Cabello, se presentó la restauración de un mural perdido del maestro Juan Manuel Ugarte Eléspuru.

Este era el colofón de una historia que se inició hace unos meses cuando unos alumnos de este lugar descubrieron que esa pared en la que se pegaban afiches había sido en un momento una obra de arte.



Según nos comentan Marlon Rodríguez y Evelyn Espinoza, del colectivo estudiantil Centro, se percataron de que había trazos de dibujos hechos en tiza en algunas partes de una pared de la Facultad de Arquitectura.

Revisando, se dieron con la sorpresa de que en una esquina se leía con un poco de atención la firma de Juan Manuel Ugarte Eléspuru.

Rescate artístico

Haciendo las averiguaciones respectivas, descubrieron que se trataba de un trabajo hecho por Ugarte Eléspuru en 1955. También, que un trabajo de restauración costaba varios miles de dólares.

Sin embargo, consultando, llegaron a contactar a María Chávez, viuda del artista. Ella, que también es pintora, se ofreció a trabajar ad honórem en la restauración de esta obra.

“Me conmovió el entusiasmo de estos jóvenes”, nos confiesa Chávez. Ella aportó su mano de obra de forma desinteresada. A esta iniciativa se le sumó la donación de material especial como tizas y tierras de color.

El trabajo fue intenso, pues el trazo se había perdido en varias partes. Según se informó, incluso los letreros de los baños se habían colocado encima del mural.

Haciendo historia, en los años de violencia política sufrió el vandalismo de subversivos que hacían sus pintas sobre él. Chávez tuvo que usar de modelo un ejemplar de la revista El arquitecto peruano, de 1955, en la que se reproducía la obra.

Algunos datos que nos dio la restauradora es que este mural, bautizado por su esposo como El arquitecto, exigió de ella tres meses de trabajo, en los que se incluye una semana en la que se dedicó a rehacer el dibujo.

Actualmente, para prevenir nuevos deterioros, se le ha colocado un vidrio. Sin embargo, se planea cambiar este para el próximo año por uno que tenga la propiedad de ser antirreflejante.

Ahora, luego de esta experiencia, tanto Chávez de Ugarte como los estudiantes evalúan continuar restaurando otros murales con los que cuenta la universidad.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada