jueves, 12 de septiembre de 2013

El héroe discreto, la nueva novela de Vargas Llosa llega hoy a las librerías


El héroe discreto, la nueva novela de Mario Vargas Llosa, llega hoy a las librería de América Latina y España en un relato ambientado en Piura y Lima, dos de los escenarios recurrentes del escritor en su universo literario, entre los muchos que abordó en su trayectoria.
Precisamente una de las novedades del nuevo libro, de acuerdo al adelanto de la editorial y el autor, es que la obra transcurre prácticamente en su totalidad en el Perú.



Desde 1997, año en que publicó Los cuadernos de don Rigoberto, el narrador arequipeño no tenía al Perú como su principal escenario en su narrativa, aunque sí en sus obras de teatro.

Otra curiosidad es el regreso de algunos de sus personajes recurrentes. Uno es justamente el protagonista de la novela mencionada, don Rigoberto. El otro es el ubicuo policía Lituma, también protagonista de una novela y secundario de unas cuantas.

Pero el universo de ficción escrito por el narrador arequipeño va más allá de nuestras fronteras, así como otras criaturas que les gusta volver a aparecer.

Un mundo para Mario

Su debut en el mundo editorial, su colección de cuentos Los jefes, tenía varias locaciones, como Piura y Miraflores, pasando por los Andes. Sin embargo, en su inicial incursión en el género que lo caracterizaría, la novela, fue más concentrado.

La primera novela de Vargas Llosa, La ciudad y los perros, transcurre en varios barrios y puntos de la capital peruana a mediados del siglo pasado. Los más constantes son Miraflores, infaltable en sus ficciones sobre Lima, y el colegio militar Leoncio Prado.

Con su siguiente entrega, La casa verde, volvería a Piura y se iniciaría su romance con otra de sus constantes: la selva peruana. Hay que señalar que aquí aparece por primera vez Lituma, entrañable personaje para Vargas Llosa que se colaría en más de una historia.

A este título le seguirían dos más que se caracterizaron por centralizar su acción en Lima: Los cachorros y Conversación en La Catedral. Luego volvería a la amazonía con Pantaleón y las visitadoras, novela que ha sido llevada a la pantalla grande.

A este le seguiría La tía Julia y el escribidor, otra vez con la capital peruana como marco para las cuitas amorosas de su álter ego y su tía política.

Poco después, el Nobel de Literatura se animaría por ambientar por primera vez toda la acción de una novela fuera del Perú. Sería con La guerra del fin del mundo, con el Sertao de Brasil como principal escenario.

Luego vendría una seguidilla de novelas que tienen como telón de fondo al Perú y que se inicia con Historia de Mayta. Entre ellas hay que destacar a ¿Quién mató a Palomino Molero? y Elogio de la madrastra. La primera es planteada como la investigación de un crimen acaecido en Piura. La otra es la primera aparición de don Rigoberto, otro engreído de la narrativa del Nobel 2010.

En 1999, con La fiesta del Chivo, Mario Vargas Llosa inicia otra serie de libros cuyas historias se desarrollan más en el exterior. Para empezar, la mencionada novela gira en torno al dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo, su asesinato y consecuencias.

Luego, con El paraíso en la otra esquina, los hechos transcurren entre Francia y la Polinesia, con algunas escenas en Arequipa. Le seguiría Travesuras de la niña mala, la cual viaja entre Lima, París, Londres, Tokio y Madrid.

Para terminar, con El sueño del celta, la anterior entrega antes de la actual, la selva peruana había regresado al imaginario vargasllosiano, pero compartiendo páginas con Europa y el Congo.

Datos

Su primera obra teatral, hecha cuando era escolar, La huida del inca, estaba ambientada en el Tahuantinsuyo.

Su pieza más exitosa, La Chunga, tiene como locación Piura y en ella aparece Lituma.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada