jueves, 26 de septiembre de 2013

Cantante Luz Katharine ofrecerá espectáculo "De mares, tierras y arenas"


 La cantante Luz Katharine ofrecerá el próximo 2 de octubre el espectáculo "De mares, tierras y arenas", con un repertorio enmarcado en la larga tradición musical del Perú y sus orígenes, tomando motivos de la colonia, pero tocados en un lenguaje joven y moderno.

Su propuesta musical pone en valor el aporte andino, africano, pero a la vez, y aunque resulte novedoso, el aporte de pueblos como los sefardíes, moriscos y hasta gitanos en la música costeña del país.



El ensamble de músicos se conforman de instrumentos que se usaban hace dos siglos en la costa, como arpas, bandurrias andinas y españolas, asimismo percusiones peruanas antiguas y actuales como el cajón y tinyas.

En este concierto ofrecerá festejos, panalivios, zapateos, tanto moros y negros como andinos. Es la única cantante de música criolla o costeña que toma este camino.

“La música fue un vector conciliador entre poblaciones que tal vez estuvieron en conflicto, pero hicieron la música peruana juntos, reconciliándose” dice Luz Katharine.

A la artista le parece vital resaltar los acentos y aportes que desde la época colonial han conformado, lo que se llama hoy, la música criolla peruana.

Estos regalos rítmicos y armónicos lo hicieron no solamente los españoles, los africanos y los andinos, sino también moros, judíos sefardís y gitanos, entre otros. Y también con la danza presente, la cantante muestra toda la alegría y el dinamismo de la música.

Luz Katharine fue criada en el seno materno de una gran familia cusqueña. Por el lado de su padre, a su abuela la llamaban 'La Turca' pues llegó de España en los años 30 aún muy niña y se crió entre Piura y Lima antes de llegar al Cusco. Su origen se pierde entre Andalucía y Marruecos, entre españoles, gitanos, sefardíes y árabes.

Por ello, siempre se sintió atraída por las culturas mediterráneas. Estudió antropología, historia del arte y musicología, y desde siempre hizo danza contemporánea y teatro, los cuales tomaron una importancia mayor en su vida.

Viajó por Suramérica buscando estudiar todas las expresiones culturales afroamericanas para aprender de sus danzas y música, tomando cursos de arte y participando en proyectos artísticos y culturales.

Posteriormente cruzó el océano, entre Europa y África, en busca de sus orígenes. Asimismo, estudió canto sefardí, aprendió flamenco en Granada, danzas y músicas árabes en Marruecos y africanas en Camerún, donde montó una obra de danza-teatro poniendo en escena la obra de García Márquez: Del amor y otros demonios.

Compuso su primer disco en base a una recreación de las música de  fiestas tradicionales de la región del Cusco, como el peregrinaje de Qoyllour Riti’y, la fiesta de la Virgen del Carmen de Paucartambo y los carnavales del Valle Sagrado del Cusco.

Luego produjo un CD de composiciones no muy conocidas de Chabuca Granda, estudiando su poética y diferentes estilos guitarrísticos, entre otros logros artísticos y profesionales.

El espectáculo "De mares, tierras y arenas" se ofrecerá el 2 de octubre, a las 20.00 horas, en el auditorio del Centro Cultural El Olivar, ubicado en calle República 455, en el distrito de San Isidro. El ingreso es libre.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada