miércoles, 28 de agosto de 2013

Exhiben esculturas de acero en la muestra individual "Transición" del artista Pool Guillén

El acero como material idóneo para plasmar imágenes y sensaciones es el tema central de la muestra individual Transición, del artista Pool Guillén, que se presentará desde hoy en la Sala de Arte del Centro Cultural El Olivar.

En esta oportunidad, el escultor reafirma el uso del acero como material que brinda madurez en su manera de concebir la escultura.

Guillén propone un lenguaje abstracto personal que proviene de un largo camino, de un tránsito que lo ha llevado desde formas figurativas en su etapa formativa, hacia razonamientos más vinculados al desplazamiento de formas geométricas en el espacio.


El término –transición- reúne en una misma palabra dos conceptos: traslado y transformación, donde parece referirse con ello a un periodo de cambio pero también de autoafirmación; un engranaje entre un momento y otro, un tránsito entre una forma de hacer las cosas en el pasado y una visión sobre un desarrollo futuro.

En palabras de Manuel Larrea Hernández, licenciado en arte con mención en escultura, cuenta: “Pool Guillén busca reconocerse en ciertas elecciones que él considera que lo constituyen o son parte de su obra. Diversos planos recortados en formas geométricas se despliegan en el espacio unidos entre sí mediante procesos de soldadura industrial, estableciendo espacios internos, generando tensiones con el espacio que los alberga. Esculturas abiertas y otras de carácter más objetual, todas ellas de superficies oxidadas”.

Los viajes realizados por Guillén desde el 2007 a México, Paraguay y Argentina, para participar en diferentes simposios y encuentros de escultura al aire libre, le han dado justamente eso a su escultura: aire.

Sus composiciones se han desenmarañado, se han desplegado en el espacio y ello ha sido sumamente positivo para lograr formas más vinculadas a la escultura abierta, mas vinculadas al espectador en términos de proporción, de escala.

En este desplegarse las formas se han revitalizado y se han ido alejando cada vez más de ciertas reminiscencias reconocibles para dar paso a un lenguaje puramente abstracto. Sus obras priorizan el plano o la construcción de volúmenes que encierran un vacío interno.

Guillén intenta seccionar, cortar, dividir y de esa manera reconfigurar el espacio y proponer al espectador un cierto recorrido.

La exhibición estará abierta al público, de manera gratuita, desde hoy, 28 de agosto, hasta el 15 de setiembre, de 10.00 a 20.00 horas

Fuente: Agencia Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada