jueves, 20 de diciembre de 2012

Perú será parte de celebraciones del Solsticio en América Latina

Varias culturas de América se alistan a celebrar, el 21 de diciembre de 2012, con diversas ceremonias culturales y religiosas, el Solsticio de Verano en el hemisferio sur, para despedir una nueva era y recibir el nuevo ciclo, en armonía con la Tierra.

La celebración de las culturas originarias andino-amazónicas será paralela a la de los mayas, para quienes representa un hito en su calendario y supuestamente el fin de nuestros tiempos. Para la región andina será el inicio de un ciclo caracterizado por el retorno al equilibrio y la relación armónica con la naturaleza.

El calendario maya está ligado a una posible alineación astronómica y hace referencia al solsticio de invierno, según el cual en diciembre el Sol se alinearía al centro de la vía láctea, un alineamiento cósmico que se produce cada 26 mil años, de acuerdo a explicaciones de los científicos.
Desde el fin del Imperio Romano ha habido 183 falsas predicciones de fin del mundo, que sin embargo, cada vez son más frecuentes y ganan más adeptos debido a la globalización, el internet y las nuevas tecnologías.

Como vocablo, la palabra solsticio deriva del latín Sol, de igual manera se interpreta como Sol y Sístere, que se traduce como permanecer quieto. Comentan que desde el año 45 ANE, el 25 de diciembre se determinó en el calendario juliano como el solsticio de invierno europeo, a diferencia del año civil y del año tropical.

En complejas cuentas se trasladó el día asociado con el solsticio astronómico, con un adelanto de tres días cada cuatro siglos, por tanto careció de la precisión actual hasta 1582, cuando el papa Gregorio XIII cambio el calendario (calendario gregoriano).

Este viernes 21 será solo el inicio de un nuevo solsticio, de verano o de invierno, según el hemisferio en el que nos encontremos.

Bolivia es uno de los países que espera con muchas ansias el Solsticio de Verano y ha organizado diversas ceremonias y debates sobre la cultura, sabiduría y religiosidad de los indígenas y su importancia en la nueva era para la humanidad, en un evento internacional denominado “Cerrando el ciclo del no-tiempo y recibiendo el nuevo ciclo; tiempo de equilibrio y armonía para la Madre Tierra”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y los vicepresidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; de Argentina, Amado Boudou, y de Nicaragua, Moisés Halleslevens, participarán del solsticio del viernes 21, cuyo evento central se llevará a cabo en la Isla del Sol, en el lago Titicaca, y que dará inicio a una época marcada por la paz y la complementariedad.

"Este 21 de diciembre es el fin del miedo, fin de la división, del egoísmo, envidia y comienzo de la construcción de la armonía, de la esperanza, de la confianza", manifestó el canciller boliviano, David Choquehuanca.

Como cultura, las interpretaciones son variadas. En Perú, por ejemplo, a mediados de año se celebra el Inti Raymi o Fiesta del Sol del Imperio Inca en honor del dios Sol o Inti, una apoteósica celebración del mundo andino del hemisferio sur.

El Emperador Inca, los sacerdotes y el pueblo agradecían al Sol, ya que con su calor la tierra se fecundará, lo que dará inicio a la época de siembra. En la ceremonia se sacrificaba una llama, un camélido de los Andes de América del Sur.

En otros países del continente, el día del solsticio además de un día de jolgorio representará un auge para los negocios, sobre todo vinculado al sector turismo, pues aprovechan la llegada de muchos turistas que desean recorrer la ruta maya, compuesta por México, Guatemala, Belice y El Salvador.

El Solsticio de invierno del hemisferio norte también llega el 21 de diciembre, aunque realmente la fecha fluctúa, pero no es necesario considerar la variación, pues solo se nota en un día cada tres mil años.

En Europa se imponía una celebración antes de iniciar el invierno, incluido en el jolgorio vino, cerveza, carne fresca y, por lo tanto, en la actualidad muchas personas, religiosas o no, siguen tradiciones, fiestas y hartazgo de solsticio, incluidas prácticas sexuales debido a la fertilidad como concepto.

El solsticio en Francia será todo un negocio para los propietarios de hoteles y restaurantes, que en carteles anuncian suculentos “menús del fin del mundo”, ante la presencia de muchos visitantes que esperan llegar al pueblo de Bugarach, al sur de este país y uno de los pocos lugares que supuestamente estaría a salvo de una catástrofe, según una profecía atribuida sin base científica a la cultura maya.

También en el pueblo turno de Sirince, de 570 habitantes, otro de los lugares que según los rumores se salvaría del apocalipsis, espera la llegada este viernes de 20,000 personas que dejarán buenos ingresos.

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA) ha descartado cualquier colisión de la Tierra con el inexistente planeta Nibiru o asteroide gigante, no se producirá una fatal alineación galáctica, ni una masiva erupción volcánica o una inversión de los polos magnéticos o una tormenta solar de proporciones gigantescas que ocasione un apagón general.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada