martes, 18 de diciembre de 2012

Exposición temporal: Las travesuras del Niño Dios

La Navidad o nacimiento del niño Dios es una celebración que fue traída por los españoles y, con el paso de los años se ha ido fusionando con escenas de religiones antiguas de cada región del país. El Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP) muestra estas tradiciones navideñas plasmadas a través de la creatividad de los maestros artesanos en la exposición temporal Las Travesuras del Niño Dios.

Jesús nació en Perú

La tradición española tenía como protagonistas a la Sagrada Familia, los pastores, Reyes Magos y toda una serie de personajes y animales con distinto aspecto. En el Perú estas figuras tienen piel mestiza; los escenarios, vestimentas, cantos, rezos y rituales son más vistosos y se distingue a Jesús, María y José por una corona de oro o plata.
 
La devoción del pueblo peruano adoptó al niño Jesús como un ser muy cercano; en las iglesias, la casa de la Sagrada Familia se colocaba al lado del altar, mientras que en la casa se ubicaba en la habitación principal. Además, lo comienzan a llamar afectuosamente Tayta Dios o Manuelito (Dios con nosotros), tal es así que este pequeño juega con los niños, hace travesuras y cumple milagros.

Entre las presentaciones de la Familia Sagrada están:

Belén andino: la virgen María viste lliclla (manto) sujetada con tupus (prendedores) mientras que San José usa poncho y chullo y el niño se convierte en una wawa. Los Reyes Magos portan papa, hojas de coca y maíz en lugar de oro, incienso y mirra.

La tradición andina incluye la casa dentro del cerro, relacionado con el culto al Apu tutelar o montaña protectora.

Belén de Lima: incluye escenas y personajes como la vendedora de tamales, la anticuchera, el panadero, el vendedor de helados, la planchadora de pañales y otros.

Estas fiestas se complementan con danzas, representaciones dramatúrgicas en los atrios de iglesias o frente a los belenes para luego pasar a degustar de una variedad de platos típicos y creaciones artesanales alusivas a la fecha.

Entre los nacimientos que se exhibirán destacan uno de la colección Mendivil del año 1950 y otro en piedra de Huamanga del siglo XIX. Asimismo, el MNAAHP presentará un nacimiento colonial (10 x 2 m.) cuyo escenario principal será la Quinta de Los Libertadores (lugar donde residieron San Martín y Simón Bolívar en su paso por el Perú); y tendrá los pasajes dela Anunciación, la Huída a la Sierra, la Matanza de los inocentes.

Las aventuras y travesuras del niño Dios

El pueblo peruano es animista y como tal, asume al niño Dios como un ser que cobra vida: siente, escucha, ayuda a la familia o pueblo que lo adopta y siempre está presente.

Entre los niños más representativos del Perú tenemos al Niño de la Espina (Cuzco) que un día jugando por el campo se pinchó el pie con una espina transformándose luego en escultura; Niño Terremotito (Arequipa) que salió asustado del Convento de Santa Teresa para luego ser encontrado y devuelto días después del terremoto en el sur peruano (2007); Niño Doctorcito (Lima) que visitaba a Santa Rosa por las tardes en su ermita; y al Niño del Chaperito (Canta, Lima) que ayudó a llevar agua al niño Juan Bautista hasta el pueblo luciendo sus chapas y radiante como el sol, también defendió a Canta en la guerra del Pacífico cuando se le apareció a las tropas chilenas sobre un caballo coFecha de inicio: n traje de mariscal y un gran ejército.

Las representaciones del Niño de la Espina, cuyo realismo impresiona a primera vista, un niño de imaginería del siglo XVIII y el Niño de Reyes, que está vestido como general con su chuspa, montera y un muñequito, son las piezas principales que forman parte de esta exposición.

El arte y la religión

La creatividad de los maestros artesanos y su culto a la Navidad les ha permitido recrear escenas bíblicas como la Anunciación, los pastores, dos grupos de Reyes Magos con séquito de llamas de oro y plata, la Huída a Egipto, el sacrificio de Abraham, la disputa en el templo y el Arca de Noé.

Entre las innumerables técnicas que emplearon los artistas locales tenemos el tallado en piedra de Huamanga, maguey, cerámica, yeso,  entre otros, siendo el modelado en pasta de arroz o de papa con tela encolada la que permitió desarrollar un aspecto más realista al aplicarle ojos de vidrio, espejo en la garganta así como dientes y cabello natural.

Así se comportó Jesusito

En la exposición Las travesuras del niño Dios se reúne algunas historias de familias que cuentan algunas anécdotas de este pequeño.

- Elsa, comerciante de Cuzco, cuenta que el niño Jesús se pelea con su papá. Un día encontró a José desportillado con el pie roto.

- Eduardo Huanta, restaurador cuzqueño, recomienda no tener más de un niño en el nacimiento, de lo contrario podrían aparecer quemados o rotos como le pasó con sus belenes.

- Marcela Oviedo, artesana cuzqueña, comenta que una Navidad todos los José habían desaparecido así como un año atrás le sucedió al Rey Mago Gaspar.

- Otra artesana del Cuzco, advierte que a veces los niños no quieren usar trajecitos económicos sino se ponen k’elli (caprichosos) y entonces queman los foquitos o incendian las velas.

Fecha de inicio: Miércoles 19 de diciembre de 2012
Fecha de cierre: Domingo 03 de febrero de 2013.
Lugar: Sala Temporal “B” del MNAAHP
INGRESO LIBRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada