domingo, 18 de noviembre de 2012

“Kashiri Nashi” - canto asháninka


Kashiri Nashi o Luna Mía es el nombre asháninka de Yéssica Sánchez Comanti, joven soprano de prolífica creatividad, dueña de una fina, clara y privilegiada voz quien nació en la comunidad de Poshanari, Mazamari, Junín. Kashiri Nashi, es también el nombre del recital de cantos asháninkas que presentará el ICPNA el 20 de noviembre a las 7:30pm. en el auditorio principal de su sede de Miraflores. Yéssica Sánchez Comanti entonará melodías que hablan sobre la domesticación de un hábitat tan complejo y delicado como lo es la Amazonia, la profunda relación entre seres humanos respecto a otros seres vivos y la cosmovisión amazónica de respeto hacia la naturaleza.

Kashiri Nashi, es un homenaje al Perú, aquel que se nutre del acervo amazónico, de la plenitud de las naciones originarias que se ofrece como tributo al país reconciliado en sus tradiciones, con dignidad y orgullo. Un recital de maniquerensis y canciones de danza asháninkas interpretadas una joven soprano que sintetiza en su particular voz la historia narrada y cantada de su pueblo. Una buena oportunidad para acercarnos al universo de conocimiento y sonoro asháninka, la nación más numerosa de nuestra Amazonía con la generosa propuesta artística y estética en voz en una propuesta joven y talentosa. 

Sánchez Comanti estará acompañada por jóvenes y destacados músicos quienes se suman en su homenaje ofreciendo la interpretación del himno nacional en aymara y asháninka en las voces Zenobia Bautista y Riber Ore Ramírez en la guitarra. 

Acerca de Yéssica Sánchez Comanti viene desarrollando sus potencialidades de la mano de importantes maestros y directores de orquesta. Ha sumado su voz en conciertos con la Orquesta Sinfónica Nacional, el Coro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 

Fue motivada desde pequeña por su madre Felicia Comanti Janinahuanti quien es asháninka y su padre Marcos Sánchez Cusi, cuzqueño. Culminó la Secundaria en el Colegio Intercultural Aldea del Niño Beato Junípero Serra, del distrito de Mazamari, en Satipo. Sus compañeros de aula fueron boras, yaneshas, ashéninkas, etc. Esta convivencia con niños de otras naciones amazónicas le permitió aprender el matsiguenka y entender el shipibo. Es en la escuela que su maestra de literatura Milagros Farfán Falcón reconoció en Yéssica una privilegiada voz y la capacidad de componer. Ella la motivó a asumir las fortalezas de su identidad a partir de la música. 

El 2013, Sánchez Comanti presentará su primera producción, única en su género sobre recopilaciones de su tradición musical oral y composiciones propias que evidencian su prolífica creatividad de una de las más bellas voces interpretativas de nuestro Perú.  

Acerca de los artistas que la acompañan:

Zenobia Bautista Huamán, joven vientista de la Comunidad Musical Los Jaukas, en la que toca el siku cromático, chillador, tarkatayka, pinkillo, siku malta, bombo además de sumar su calidad interpretativa como segunda voz. El registro de su voz le permite asumir con solvencia el cancionero campesino de la zona sur andina incluyendo en sus fortalezas el canto aymara, además del registro agudo para las kashuas ayacuchanas, destacándose en el repertorio cajamarquino por tradición familiar.

Ríber Oré Ramírez,  importante concertista de guitarra de formación clásica quien ha desarrollado por tradición familiar un agudo conocimiento en el repertorio tradicional andino que lo caracteriza por su ejecución diáfana, precisa y sutil. Transita con naturalidad y maestría por ritmos de Sierra, Costa, incluso Selva. Realizó a inicios de año una gira a China y Japón. Alma, corazón y guitarra, es su más reciente producción. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada