miércoles, 31 de octubre de 2012

Huacas del Sol y de la Luna monumentos emblemáticos de la costa peruana son visitados por representantes de la World Monuments Fund


Las señoras Bonnie Burnham y Marcela Pérez de Cuéllar, Presidentas del World Monuments Fund (WMF) y WMF Perú respectivamente, así como un grupo de benefactores del WMF a nivel mundial, visitan el proyecto de las Huacas del Sol y de la Luna para evidenciar el exitoso trabajo realizado, acompañadas por los miembros del Patronato Huacas del Valle de Moche, las autoridades de la Universidad Nacional de Trujillo y funcionarios de Backus.

Las Huacas del Sol y de la Luna, ciudad sagrada de la sociedad Moche, es uno de los monumentos más emblemáticos de la costa norte peruana. Gracias a los trabajos que ejecuta la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Trujillo desde mayo de 1991, Huaca de la Luna se ha convertido de un montículo de tierra sin forma ni sentido en un monumento polícromo lleno de esplendor, siendo en la actualidad, uno de los destinos turísticos más importantes del país, el mismo que es visitado por más de 120,000 turistas al año, entre nacionales y extranjeros.



Los trabajos arqueológicos en la costa norte del Perú han marcado la diferencia durante las últimas dos décadas, en lo que se refiere a la investigación y conservación de nuestro patrimonio cultural, así como en la adecuación de los monumentos para la visita turística garantizando la conservación de los mismos.

“Lo destacable de esta experiencia es el modelo de gestión aplicado, basado en cuatro pilares: Investigación, Conservación, Uso Público y Desarrollo Local. El liderazgo mostrado por los ejecutores del proyecto así como las alianzas estratégicas, el apalancamiento de fondos y el involucramiento de la población local, han permitido que este proyecto se convierta en un motor de desarrollo económico para la población de la campiña de Moche y de su entorno”, afirmó Malena Morales Valentín, Directora Ejecutiva de Fundación Backus

Al apoyo que Backus brinda sostenidamente a este proyecto, desde el año 2002 el WMF se convirtió en el socio principal bajo el esquema de fondos contrapartida, habiendo contribuido con un aporte financiero de US$ 1’700,000 dólares americanos durante 10 años, lo que representa la inversión más importante y de largo aliento que el WMF haya destinado a un proyecto en América Latina.

“La Huaca de la Luna es un modelo que demuestra cómo las disciplinas de la arqueología, la conservación y el turismo pueden integrarse de forma sostenible. Es un orgullo ver cómo ha resurgido, convirtiéndose nuevamente en el eje de desarrollo del pueblo del valle de Moche, pero ahora como un referente turístico a nivel regional, nacional e internacional”, refirió Marcela Pérez de Cuéllar, Presidenta del World Monuments Fund en el Perú.

Este proyecto de la Universidad Nacional de Trujillo, con el apoyo de alianzas estratégicas públicas y privadas, ha obtenido diversos galardones nacionales e internacionales, como el premio Buenas Prácticas de Gestión de Turismo Cultural, otorgado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España (2004), el IV Premio Internacional de Conservación de Patrimonio Cultural Reina Sofía otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (2005) y el Premio Nacional de Buenas Prácticas Gubernamentales otorgado por la organización privada Ciudadanos al Día (2007), entre otros.

Fuente [stakeholders]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada