martes, 8 de mayo de 2012

Exposición de la vida de los santos en la Biblioteca Nacional

“La santidad en la Lima virreynal” es el nombre de la exposición y el simposio que reunirá a destacados exponentes internacionales y que presentará la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) los días martes 15 y miércoles 16 de mayo en el Teatro Auditorio Mario Vargas Llosa, Av. De La Poesía 160 San Borja.

El programa se inicia el martes 15 a las 18:30 horas con la inauguración de la muestra en la sala de exposiciones de la BNP y continuará con el inicio del simposio donde participarán Celia Cussen, profesora del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Chile, especializada en la vida de San Martín de Porres y el historiador René Millar Carvacho profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile, especializado en misticismo e inquisición en el virreinato peruano.

El miércoles 16 a las 19.00 horas disertarán Emilio Ricardo Báez Rivera, catedrático de la Universidad de Puerto Rico y Rafael Sánchez-Concha historiador de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El evento está dirigido a estudiantes, historiadores y público en general interesado en el tema. El ingreso es libre y no se necesita inscripción previa.

Valiosa exposición

La muestra está dedicada a las figuras de santidad que vivieron en Lima durante el periodo virreinal y también se suma a las celebraciones por los cincuenta años de la canonización de Martín de Porres, proclamado santo por el Papa Juan XXIII en 1962.

Reúne un amplio repertorio de material bibliográfico, entre biografías, expedientes de beatificación, relaciones de fiestas, novenas, estampas, entre otros impresos, los cuales estaban destinados a difundir las virtudes y milagros de estos hombres y mujeres piadosos.

Algunos de estos libros fueron objeto de censura por parte del Santo Oficio de la Inquisición, como ocurrió con la rarísima Vida admirable y muerte prodigiosa de Nicolás de Ayllón, escrita por el padre Bernardo Sartolo y publicada en Madrid en 1684. De hecho, los santos y bienaventurados peruanos o extranjeros no sólo representaban un ejemplo individual a seguir, sino que además sirvieron de emblema para una identidad local en formación.

La Lima del siglo XVII fue una ciudad monasterio donde convivieron más santos, visionarios y bienaventurados que en cualquier otra ciudad virreinal del Nuevo Mundo: Santa Rosa de Lima, San Francisco Solano, el Arzobispo Santo Toribio de Mogrovejo, San Juan Macías, San Martín de Porres, entre tantos otros que ayudaron a forjar una espiritualidad barroca que concilió la mística y las experiencias visionarias con la conversión del indígena y del negro al cristianismo, por no mencionar el propio rol protagónico de la mujer en la historia cristiana de la salvación.

Ingreso Libre

Fuente: [BNP]

No hay comentarios:

Publicar un comentario