miércoles, 18 de junio de 2014

"Souffle" danza contemporánea desde Suiza a cargo de la compañía Da Motus!

La compañía suiza Da Motus!, presenta la obra Souffle, pieza coreográfica que da inicio a “Danza Nueva. Festival Internacional de Lima”. Estupendo trabajo donde la coreografía y la creación vocal nos llevan a un tema central para ambos modos de expresión: el aliento. Obra que se presentará los días 19, 20 y 21 de junio en el Auditorio ICPNA Miraflores (Av. Angamos Oeste 120). Las entradas están a la venta en las diversas sedes del ICPNA.

La compañía, que llega por primera vez a Lima, existe desde 1987 y ha participado en festivales internacionales y otras expresiones culturales de gran envergadura en más de 200 ciudades en 43 países. Sus fundadores y actuales directores Antonio Bühler y Brigitte Meuwly, empezaron en el quehacer coreográfico durante un viaje a New York, a inicios de la década de 1980, en donde aprendieron improvisación y composición con los maestros Alwin Nikolaïs y Simone Forti.


La sobras de Da Motus!, siempre elaboradas en colaboración con los intérpretes, representan la plasticidad del mundo vegetal, las cualidades despiertas del movimiento animal y el intercambio sutil y sensible de las relaciones humanas. Buscando intensidad, sin descuidar el despertar de la conciencia, sus trabajos destacan por partir de una reflexión vigilante en relación al proceso creativo.

SOUFFLE
Realizada a solicitud de Philippe Savoy, director del coro de cámara Zeugma, la pieza se inspira en la tradición coral local. Antonio Bühler y Brigitte Meuwly asumieron el reto de unir coreografía y creación vocal en una banda sonora compuesta por Caroline Charrière, en torno al tema central del aliento (souffle) como impulso de energía vital.

Los intérpretes se desplazan como habitados y animados por la respiración, expresión esencial de nuestra existencia. De esta forma, el aliento se encarna en el trabajo corporal de los bailarines, quienes junto a la armonía de los cantos logran una dimensión de resonancia y sensaciones de ambigüedad. La cualidad etérea y celestial del canto enfatiza el carácter carnal y sensual de la danza. Movimiento y música, en una suerte de osmosis, generan contrapuntos, en absoluta complicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada