viernes, 12 de octubre de 2012

CASLIT condecora a escritor Antonio Galvez Ronceros


Hace dos años la Casa de la Literatura Peruana instituyó su galardón institucional para distinguir a personajes del mundo literario que hayan realizado significativos aportes a este campo. Desde el 2010, han recibido la distinción “Casa de la Literatura Peruana” el escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura; el poeta Carlos Germán Belli; el crítico literario Estuardo Núñez; el narrador Edgardo Rivera Martínez y el poeta arequipeño César Atahualpa Rodríguez.

El galardonado de este año será escritor Antonio Gálvez Ronceros, reconocido “por su contribución a la literatura peruana en cuya obra narrativa se ha registrado diestramente el universo afroperuano y las tradiciones populares”. En la condecoración participarán la directora de la Casa de la Literatura Peruana, Karen Calderón Montoya y el director del Departamento de Literatura de la Universidad San Marcos, Antonio González Montes, quién se encargará de brindar la conferencia magistral. La ceremonia se realizará el 17 de octubre a las 7: 00 p.m. El ingreso es gratuito.

A manera de preludio a la ceremonia de reconocimiento institucional, se llevará a cabo la mesa redonda “Antonio Gálvez Ronceros y la narrativa afroperuana”. En esta mesa participarán Víctor Coral y Juan Manuel Olaya, investigadores de la trayectoria literaria del homenajeado. Esta mesa se realizará a las 6: 00 p.m.

Antonio Gálvez Ronceros (Chincha 1932) está considerado por la crítica literaria y por numerosos lectores, como uno de los cuentistas más valiosos de la tradición literaria peruana. Su primer libro de cuentos, Los ermitaños (1962) es un breve conjunto de relatos que desde el punto de vista de la técnica literaria son de una maestría ejemplar y muestran un profundo conocimiento del lenguaje del campesino de la costa del Perú. Monólogo desde las tinieblas (1975) se propuso captar lo peculiar del lenguaje de los personajes negros de Chincha, especialmente el humor que suele aparecer en el habla diaria y se destaca como un orífice de la prosa. 

En 1988, Gálvez Ronceros publicó otro breve conjunto de cuentos, Historias para reunir a los hombres. Se trata de relatos de extensión mínima de fuerte intención didáctica. Gálvez Ronceros, como Vargas Vicuña, como Loayza o como Ribeyro, es muestra exacta de que el cuento como técnica y como realidad, tiene plena vigencia en el Perú de hoy.

Fuente[CASLIT]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada